Crema fría de garbanzos con tomate y jamón cristalizado


Ingredientes (4 personas)

200 gramos de garbanzos.
1 cebolla.
1 zanahoria.
La parte blanca de un puerro.
4 cucharadas de aceite de oliva.
Media taza de nata.
1 tomate de ensalada.
2 lonchas de jamón serrano.
Sal.

Cómo se elabora:

Ponemos la noche anterior los garbanzos en remojo en agua templada con una pizca de sal. Al día siguiente deslavamos los garbanzos del agua de remojo.
En una cazuela ponemos agua limpia junto con una cebolla, la zanahoria y el puerro a calentar al fuego y, cuando empiece a hervir, añadimos los garbanzos.
Cocemos a fuego lento durante 2 horas quitando la espuma que salga del cocido.
Una vez cocidos los garbanzos, escurrimos, reservando el caldo de la cocción.
Trituramos los garbanzos junto a las verduras del cocido y añadiendo poco a poco el caldo del cocido hasta formar un puré espeso.
Una vez tengamos el puré, aligeramos con nata líquida y el aceite de oliva y pasamos por el colador chino para que nos quede una crema fina. Volvemos a poner la crema de garbazos al fuego y cuando comience a hervir pondremos a punto de sal. Acompañamos la crema de garbanzos con unos trocitos de tomate y unas láminas de jamón cristalizado. Para cristalizar el jamón cortamos en tiras finas las lonchas de jamón sobre una sartén antiadherente a fuego suave durante 10 minutos hasta que suelte la grasa y se endurezca cristalizándose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario