Carpaccio de ternera


Ingredientes :

* Solomillo de ternera u otra pieza tierna y sin grasa
* 2 ajos
* aceite de oliva virgen extra (50 ml. aprox)
* vinagre de Jerez (50 ml. aprox)
* orégano (una cucharadita)
* el zumo de limón y medio
* Sal al gusto.

Envuelve la pieza de carne en papel transparente e introdúcela en el congelador unos 30 minutos, hasta que se endurezca. Luego lo cortamos en filetes muy finos y los vamos colocando en una fuente amplia.

Los ajos han de estar muy picados, en extremo. Yo utilizo un aparato que los aplasta y salen a través de unos agujeritos casi en puré. Esa es la textura ideal para este plato. Puesto que conserva todo el sabor pero no son trocitos de ajo que tengas que masticar.

Todos estos ingredientes se mezclan bien a mano con un tenedor, como para batir un huevo. Cuando tome un color turbio y algo espeso, ya está listo.

Extender en un plato llano las láminas de carne, bien dispuestas y sin taparse mucho unas a otras, en la forma que vaya a servirse en la mesa. Regar toda la carne con la salsa y extender con la parte convexa de una cucharilla, hasta que toda la carne esté en contacto con la salsa.

No es necesaria demasiada cantidad. No se trata de sumergir la carne, solo que entre en contacto con la salsa.

Pasadas dos horas, ha tomado color y sabor delicioso.

Podemos servirlo con queso parmesano en lonchas finas y canónigos.

Este mismo plato se puede hacer con cualquier pescado o tipo de carne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario