Pizza integral con calabacín, champiñones y rodajas de tomate


Ingredientes (4 personas)
Para la base:
100 gramos de harina integral.
15 gramos de levadura tipo royal.
6 cucharadas de agua.
1 cucharada de aceite de oliva.
1 pizca de sal.
Para la pizza:
50 gramos de calabacín.
50 gramos de champiñones
2 tomates rojos de rama.
200 gramos de salsa de tomate.
200 gramos de queso mozzarella.
4 cucharadas de aceite de oliva.
Sal.


Cómo se elabora:
Elaboramos en primer lugar la masa de la pizza integral.
Mezclamos la levadura con la harina y la sal.
Mezclamos la harina poco a poco con el aceite y el agua.
Amasamos hasta obtener una pasta compacta y que no se pegue en los dedos. Dejamos media hora reposando en un sitio fresco.
Extendemos la masa sobre la bandeja de hornear previamente untada de aceite dejándola lo más fina posible y con forma redondeada.
Cocemos la base untada con un poco de aceite de oliva en el horno previamente calentado a 200º C durante 15 minutos.
Sacamos del horno y dejamos templar.
Añadimos a la base la salsa de tomate y sobre esta salsa colocamos el resto de los ingredientes de manera homogénea y decorativa.
Por último terminamos espolvoreando el queso mozzarella rallado por encima de toda la pizza (si se quiere se puede espolvorear antes del queso unas hierbas aromáticas como orégano y albahaca).
Introducimos en el horno a 200º C hasta que se gratine la superficie de la pizza (unos 20 minutos).
Servimos caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario