Costillas de cerdo en salsa agridulce con refresco de cola


Ingredientes (4 personas)

1 kilo de costillas de cerdo.
El zumo de un limón.
Sal.
Pimienta negra.
2 cucharadas de aceite de oliva.

Salsa agridulce de cola:

4 cucharadas de agua.
1 guindilla picante.
6 cucharadas de tomate frito.
½ decilitro de vinagre o limón.
1 decilitro de aceite de oliva 0,4º.
1 cucharada de sal.
2 decilitros de refresco de cola.
2 cucharadas de miel.

Cómo se elabora:

Cortamos las costillas en trozos, a lo largo, por la parte de carne que hay entre costilla y costilla. Las colocamos en una bandeja adecuada para horno y las rociamos con el zumo de limón, el vaso de vino, la sal, la pimienta negra y el aceite al gusto.
Embadurnamos las costillas con esta mezcla por ambos lados. Colocamos la bandeja con las costillas en el horno precalentado a 180º C. Cuando estén doradas, les damos la vuelta. Una vez asadas uniformemente (aproximadamente unos 35 minutos), sacamos las costillas del horno y las servimos calientes, acompañadas de la salsa agridulce de cola.

Salsa agridulce de cola:

En un vaso de batidora, se introducen todos los ingredientes excepto el refresco de cola. Trituramos con la batidora hasta que quede una salsa homogénea, fácil de mover y cremosa.
Ponemos la salsa en una cazuela al fuego junto con el refresco de cola y dejamos hervir unos 10 minutos a fuego moderado o hasta que la salsa adquiera una consistencia untosa.
La salsa agridulce de cola se puede utilizar para carnes elaboradas a la barbacoa o a la parrilla, untando previamente la carne y asándola a continuación. También puede acompañar, ligeramente templada, a carnes ya asadas previamente.
Si se conserva en la nevera en un bote cerrado, la salsa puede durar 15 días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario