Albóndigas de garbanzos con salsa de puerro y arroz


Ingredientes (4 personas)

400 gramos de garbanzos cocidos en conserva.
Dos huevos.
1 decilitro de leche.
1 diente de ajo.
Pan rallado.
Semillas de sésamo para rebozar.
¼ litro de aceite para freír.
Sal.

Para la salsa de puerros:

1 cebolla pequeña.
4 puerros.
2 dientes de ajo.
1 cucharada de harina.
6 cucharadas de aceite de oliva.
Sal.

Para la guarnición de Arroz blanco o pilaw:

100 gramos de arroz redondo tipo bomba.
2 dientes de ajo.
Unas ramitas de perejil.
4 cucharadas de aceite de oliva.
Sal.
Agua.

Cómo se elabora:

Escurrimos, lavamos y volvemos a escurrir los garbanzos de la conserva.
En un recipiente amplio mezclamos los huevos, la leche, un diente de ajo y un poco de sal, triturando con la batidora eléctrica hasta que se forme una pasta.
Añadimos lentamente el pan rallado hasta conseguir una masa que sea manejable y con la que podamos hacer las albóndigas.
Hacemos unas bolas no muy grandes, y las rebozamos en un plato con harina y huevo batido.
Seguidamente las doramos en la sartén con aceite, y cuando estén listas, las reservamos en un plato con papel de cocina para absorber el exceso de aceite.
Acompañamos de la salsa de puerros.

Elaboración de la salsa de puerros:
Con un poco de aceite en una cazuela, sofreímos la cebolla cortada en tiras y el diente de ajo. Una vez cocinada la cebolla, agregamos los puerros limpios y cortados en rodajas.
Una vez sofritos los puerros, añadimos una cucharada de harina, y una vez cocida, a continuación se vierten dos vasos de agua, dejando que cueza por espacio de 5 minutos.
La salsa se pasa por el pasapurés y se salsean las albóndigas.

Arroz blanco o pilaw:
Para elaborar el arroz pilaw, sofreímos unos dientes de ajos cortados muy finos (brounoisse).
Cuando estén los ajos, rehogamos el arroz hasta que los granos cojan un poco de color.
A continuación se añade el agua muy caliente; el doble de volumen de agua que de arroz.
A mitad de cocción añadimos el perejil picado, ponemos a punto de sal y dejamos hervir a fuego suave durante 20 minutos.
El resultado final es un arroz blanco, seco y suelto que nos servirá como guarnición de las albóndigas de garbanzos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario