Albóndigas de pechuga de pollo en salsa de zanahorias


Ingredientes (4 personas)

400 gramos de pechuga de pollo.
1 huevo.
1 diente de ajo.
1 cebolla.
2 decilitros de aceite de oliva.
1 plato de harina.
Sal.
Salsa de zanahorias:
1 cebolleta fresca.
1 pimiento verde.
2 dientes de ajo.
4 zanahorias.
100 gramos de puré de tomate.
2 cucharadas de aceite de oliva.
Sal y pimienta.

Cómo se elabora:

Deshuesamos la pechuga de pollo y le quitamos la piel. Picamos el diente de ajo y mezclamos con la pechuga de pollo junto con el huevo. Ponemos a punto de sal la masa de las albóndigas y hacemos unas bolitas, que enharinamos a continuación y freímos ligeramente para que cojan color por el exterior.
Salsa de zanahorias:
Pochamos la cebolla, los dientes de ajo, el pimiento verde y las zanahorias cortadas en juliana (tiras finas) en una cazuela con un poco de aceite. Una vez blanda la verdura añadimos el puré de tomate, rehogamos el conjunto y mojamos hasta cubrir con un poco de agua.
Dejamos que hierva durante 5 minutos, pasamos por el pasapurés la verdura y ponemos a punto de sal. En esta salsa introducimos las albóndigas fritas y dejamos que terminen de cocinarse por espacio de 15 minutos a fuego suave. Ponemos a punto de sal y acompañamos las albóndigas con esta salsa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario