Potaje de vigilia con bacalao


Ingredientes (4 personas)

320 gramos de garbanzos.
400 gramos de espinacas.
200 gramos de bacalao.
2 dl de aceite de oliva.
300 gramos de cebolla.
100 gramos de zanahorias.
2 dientes de ajo.
1 cucharadita de harina de maíz.
1 cucharadita de pimentón dulce y sal.

Cómo se elabora:

Ponemos el bacalao a desalar durante 24 horas, cambiando el agua al menos cada 8 horas, y los garbanzos en remojo la noche anterior.
Sacamos el bacalao del agua, le quitamos la piel y las espinas, lo secamos y desmigamos.
Lavamos las espinacas, las escurrimos y las troceamos.
Ponemos una olla al fuego con agua abundante y agregamos la mitad del aceite, los ajos enteros sin pelar y con un corte, y una de las cebollas pelada y partida por la mitad.
Cuando esté a punto de hervir añadimos los garbanzos, tapamos y dejamos cocer a fuego lento, hasta que estén tiernos (unas 2 horas aproximadamente).
Mientras tanto, ponemos al fuego una sartén con el resto del aceite y cuando esté caliente, añadimos las otras dos cebollas y las zanahorias bien picadas, y cocemos, removiendo, a fuego lento.
Cuando la cebolla esté blanda, añadimos la harina y el pimentón, removiendo bien para evitar que se formen grumos. Agregamos unas cucharadas del caldo de los garbanzos, mezclamos todo bien, subimos el fuego y rehogamos moviendo con una cuchara de palo durante 1 minuto.
Vertemos en la olla de los garbanzos, removemos y dejamos cocer a fuego lento con la olla destapada, durante unos 15 minutos.
A continuación agregamos el bacalao y las espinacas y dejamos cocer durante unos 10 minutos todo junto.
Ponemos a punto de sal y servimos caliente.

1 comentario: